miércoles, 29 de agosto de 2012

Si de algo podemos sentirnos orgullosos los que conformamos nuestra especie es de la capacidad de crear cosas sin otro fin prioritario que el del simple propósito del placer.
Esta pequeña pieza que como pretexto tiene el servir de botón , no me digáis que no deja atrás su fin y el diseñador desobedeciendo a la lógica nos ha regalado esta pequeña ilusión; que para mí lo es , de flor cautiva en una pequeña burbuja de cristal, lo siento, pero no me pude reprimir y me compre sólo una, pero que no me canso de mirar cada vez que abro mi caja de botones especiales.

3 comentarios:

Χαρά Θ. dijo...

ΜΟΝΑΔΙΚΟ!!!!

Marisa dijo...

Hermoso... no me estraña que no te canses de mirarlo...un besin
Calor si que hemos pasado aqui y en la isla... hoy nos ha dado un respiro.... pero creo que va a seguir el calor...en fin que le vamos a hacer...

Danirinadia dijo...

Una preciosidad. como tú, siempre mirando la belleza interior