domingo, 18 de abril de 2010

Un angel...

Un angel , un angel de trapo, de trapo , de tela, de tela de algodon , algodon como las nubes que perfuman su bolsito y la habitación del dueño de sus alas , alas que le haran volar cada noche a los lugares más escondidos que sus ojitos recojen como aceitunas y guardan en los capazos de su mente , con el olor de la palma , de las manos en que se hicieron, un beso angelito de carne, muacs.